Archivos

content top round





ruleta rusa

La excitación comienza antes de traspasar la puerta, mucho antes de contemplar los cuerpos desnudos y entablar contacto físico. Desde el momento en que a través de internet se fija un día y un lugar, los nervios están a flor de piel. Los convocados imaginan una y otra vez cómo se desarrollará la particular orgía a la que van a asistir, quién será quién en la ruleta rusa sexual. Una peculiar reunión en la que uno de los participantes tiene un arma que excita al resto. No es una pistola. Es la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). El fenómeno surgió en Estados Unidos en la década de los 90, justo cuando apareció el cóctel de fármacos antirretrovirales capaz de mantener la enfermedad a raya. Ahora, estas fiestas empiezan a ganar adeptos en España.

“Por favor, señor, conviérteme”, “quiero ese regalo”, “¿alguien me pasa el bicho este fin de semana?”. Son algunos de los comentarios que dejan en los foros de ‘bareback’ -término anglosajón y ecuestre que se utiliza para catalogar el sexo anal sin condón- los hombres que quieren infectarse, que sienten placer sabiendo que otro les puede pasar el sida. Se les conoce como ‘bug chasers’ -cazadores del virus-, mientras que el seropositivo que participa en estas fiestas es el ‘gift giver’ -el que ofrece ‘el regalo’, pues así es como consideran la infección.

Doug es uno de estos cazadores, la prueba de que el movimiento es real. Con 19 años se mudó a San Francisco y empezó a sentirse muy solo. “Estaba desesperado por encontrar amigos gays, algo que intenté de veras, pero me resultaba muy difícil”. Entonces pensó que si se infectaba con el VIH dejaría de estar aislado porque “entraría a formar parte de una comunidad, de un grupo”. Por eso se hizo ‘bug chaser’, como reconoce a cara descubierta ante la cámara de Louise Hogarth, directora del documental ‘The Gift’, que aborda el tema. Su aislamiento fue el motivo principal, pero el hecho de no preocuparse por los preservativos ni por el estado serológico de los compañeros de cama “abría mucho el abanico de posibilidades sexuales y lo hacía todo más excitante”.
Lee el resto de esta entrada »


Etiquetas: , , , , , , ,

Comparte esta noticia en:

http://desestresate.es/wp-content/plugins/sociofluid/images/digg_48.png http://desestresate.es/wp-content/plugins/sociofluid/images/technorati_48.png http://desestresate.es/wp-content/plugins/sociofluid/images/google_48.png http://desestresate.es/wp-content/plugins/sociofluid/images/myspace_48.png http://desestresate.es/wp-content/plugins/sociofluid/images/facebook_48.png http://desestresate.es/wp-content/plugins/sociofluid/images/twitter_48.png http://desestresate.es/wp-content/plugins/sociofluid/images/meneame_48.png
  • Comentarios desactivados