Archivos



«  


» 






La escasez de algunos de los anestésicos utilizados durante las ejecuciones de presos en EE UU ha obligado a posponer las ejecuciones previstas para las próximas semanas, según The New York Times.

La mayoría de los 35 estados que aplican la pena de muerte se han visto afectados por la escasez de pentotal sódico, el anestésico más usado en las ejecuciones y que se aplica al reo poco antes de inyectarle un cóctel químico que le induce al coma, primero, y después a una parada cardiorespiratoria.

El anestésico se aplica al reo antes de inyectarle un cóctel químico mortalEl primer preso que se ha visto inesperadamente beneficiado por esta falta de suministros es Albert Greenwood Brown, condenado a muerte por la violación y asesinato de una adolescente en 1980 y que debería haber sido ejecutado en California hace un par de días. Su caso había llamado la atención de los medios de comunicación porque era la primera ejecución que se llevaba a cabo en California después de cinco años de suspensión.

También en Kentuky, durante este año, otras dos ejecuciones fueron pospuestas por falta de drogas.

Pero el problema de la falta de anestésicos, no solo de pentotal sódico, cuyo uso médico es poco frecuente, también se está dejando notar en algunos hospitales, que se han visto obligados a modificar las anestesias que aplican a los pacientes durante las operaciones porque los laboratorios no les envían suficientes suministros.

Los veterinarios, que también usan estas drogas para operar a los animales, llevan denunciando la escasez de productos desde hace meses, aunque, reconocen que es relativamente frecuente que se produzcan interrupciones periódicas del suministro. La escasez que ahora se sufre podría prolongarse durante un par de meses.


Etiquetas: , ,