Archivos



«  


» 






Como medio de transporte deja mucho que desear en términos de comodidad y está claro que tampoco sirve para protagonizar una espectacular huida en caso de una persecución policial.

Eso debió pensar Paul Hutton, un hombre británico de 40 años, que no podrá volver a conducir hasta dentro de tres años por un singular motivo: ponerse al volante de un coche de juguete de Barbie en estado de embriaguez.

Según informa el diario ‘Daily Mail’, Hutton, que reconoce que se ha comportado como un “completo imbécil”, fue detenido por la Policía mientras conducía el coche eléctrico que encontró hace diez años abandonado en plena calle. Desde ese día, ha ‘jugado’ con él, pero su última aventura le ha costado cara.

El pasado 4 de abril, este ciudadano decidió ir a visitar a un amigo suyo y para ello no dudó en subirse a este aparato, un pequeño vehículo, diseñado para niños de entre tres y cinco años, en el que un adulto entra con gran dificultad. Los agentes le detuvieron cuando lo vieron circulando con las rodillas dobladas debajo de la barbilla.

Un policía le espetó: “¿Estás ahí, amigo?”. Y cuando el hombre comenzó a hablar, se dio cuenta “de lo borracho que estaba”. Trató entonces de escapar, pero el coche iba tan lento que los agentes no tuvieron problema en darle el alto.

Una vez en comisaría, fue sometido a una prueba de alcoholemia y su tasa de alcohol era más del doble de la permitida.

A pesar de que Hutton admite su culpa, asegura que la medida es excesiva: “Creo que tal vez no tenía que haber ido a los tribunales. La policía me arrestó para tener algo que contar a sus nietos”.

El presidente del tribunal, Neil Munson , asegura: “Esto es muy inusual. Nunca he visto un caso parecido en mis 15 años en el banquillo”.


Etiquetas: , , , ,