Archivos



«  


» 






Su periodo era muy doloroso y duraba hasta 21 días. Cuando conoció el sexo, se le hacía difícil. Cansada de todas sus molestias, la norteamericana Lauren Williams acudió a los médicos porque intuía que algo andaba mal.

Ahora es una mujer distinta. Después del diagnóstico y de una operación que la dejó con una sola vagina, Lauren vive su día a día como una persona normal y hasta se ríe de lo que le ocurre.

Podrá tener hijos

A los 20 años, Lauren no entendía por qué algunas posiciones sexuales eran tan incómodas. “Yo solo pensaba que tenía una vagina pequeña”, dijo al portal Mid Day.

Se había hecho exámenes médicos con enfermeras que no llegaron a identificar su condición. Hasta que visitó a un ginecólogo que le dijo que algo no se veía muy bien. Lauren pensaba que sus períodos duraban tanto porque se había hecho un implante anticonceptivo durante tres años.

El ginecólogo le diagnosticó un útero bicorne; es decir, tenía un tabique en el medio. Esto aumentaba sus posibilidades de tener un aborto involuntario, por lo que decidió operarse. Cuando le iban a poner la anestesia, un médico llegó a decirle que había sido mal diagnosticada.

El equipo de médicos la rodeó y uno de ellos se sentó en su cama. Le dijo que no tenía un útero bicorne, sino que tenía un par de todo: dos úteros, dos cuellos uterinos y dos vaginas. Por lo que decidieron cambiar el método de intervención.

Después del diagnóstico y de una operación que la dejó con una sola vagina, Lauren disfruta de la vida más que antes.

Ahora la mujer dice que puede llevar una vida normal y hasta le parece divertido lo que le tocó vivir. Incluso, su condición no la privará de tener hijos.

Cuando lo decida, los médicos le dijeron que el bebé empujará el útero que no ocupe hacia un lado. Solo tendrá que usar preservativos para no quedar embarazada en el otro útero.


Etiquetas: , , , ,