Archivos



«  


» 






Endeavour, Atlantis y Discovery: la NASA puso en venta los tres célebres transbordadores espaciales de la flota estadounidense, de los que prevé deshacerse para septiembre de 2010, tras 30 años de servicios.

Cada una de estas naves, cuyo costo se estima en mil millones de dólares, ha sido propuesta a museos u otras organizaciones educativas por un precio de 42 millones de dólares, con los gastos de transporte aéreo incluidos.

Uno de los tres transbordadores ya está destinado al Museo Nacional del Aire y del Espacio en Washington, precisa la agencia espacial estadounidense en un comunicado publicado esta semana.

Este museo, uno de los más visitados del mundo, es célebre por la riqueza de sus colecciones de vehículos y objetos que marcaron todas las grandes etapas de la aviación y de la conquista espacial. Entre ellos figura el avión de los hermanos Wright, que fue la primera máquina motorizada que logró volar, en 1903.

La oferta de la NASA se concentra entonces en los otros dos transbordadores, que serán limpiados, descontaminados de sustancias nocivas y guardados en el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral en Florida (sureste de Estados Unidos) el tiempo necesario hasta que se decida su destino final.

Los transbordadores, que transportan una tripulación de siete astronautas, permitieron la construcción de la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés) y la reparación del telescopio espacial Hubble, que revolucionó la astronomía.

Un transbordador espacial es la máquina voladora más compleja jamás construida, y el primer y único vehículo orbital lanzado como un cohete que consigue aterrizar de regreso a la Tierra como un avión.

Su precio de venta incluye los gastos de transporte de 6 millones de dólares sobre la espalda de un Boeing 747 especialmente acondicionada, pero no incluye los gastos de entrega en la ruta terrestre, precisa la NASA.

La NASA ofrece además los motores criogénicos de las naves, de los que cada una posee tres.

Los museos e instituciones interesadas en adquirir un transbordador deberán elevar su oferta antes del 17 de marzo de 2009.

De acuerdo al diario británico The Guardian, el Museo de Ciencias de Londres expresó su interés en comprar el Endeavour, pero al parecer sólo los organismos estadounidenses serán considerados.

El transbordador, que mide 37 metros de longitud con alas de 23 metros de envergadura, deberá imperativamente ser mantenido en un lugar cubierto y climatizado, especificó la NASA.

Se han construido seis transbordadores estadounidenses. El primero, Enterprise, fue un prototipo que no llegó a volar al espacio. Los otros dos se destruyeron: Challenger explotó 73 segundos después de su lanzamiento en 1986, matando a los siete astronautas a bordo. Y el Columbia se desintegró al entrar de regreso a la atmósfera terrestre en 2003; un accidente en el que fallecieron sus siete ocupantes.

Las tres naves que quedan, Discovery, Endeavour y Atlantis, todavía realizarán ocho vuelos para continuar con las labores de construcción de la ISS y para efectuar la última misión de mantenimiento del Hubble.

La NASA decidió retirar esta vieja flota para 2010 a fin de financiar el desarrollo de su programa Constellation (Constelación) con su nave espacial Orión, que volará a principios de 2014.

Orión debería llevar a los estadounidenses de nuevo a la Luna antes de 2020 para establecer allí pequeñas colonias, y también transportará tripulación a la ISS. A más largo plazo, el programa Constellation prevé realizar misiones habitadas a Marte.

Cuando termine el programa de los transbordadores en 2010 y antes de que comiencen los primeros vuelos de Orión, Estados Unidos dependerá de Rusia y de su Soyuz para transportar a sus astronautas a la ISS.


Etiquetas: , , , ,