Archivos



«  


» 






Este año parece ir en camino de convertirse en el segundo más caluroso desde que empezaron a recoger datos en la década de 1860, y las recientes inundaciones en Pakistán o la ola de calor en Grecia podrían anunciar peores fenómenos derivados del calentamiento mundial, dijeron el viernes varios expertos.”2007 parece que va a ser el segundo año más caluroso después de 1998″, declaró Phil Jones, director de la Unidad de Investigación Climática en la universidad británica de East Anglia, que proporciona información a la Organización Meteorológica Internacional (OMI).

“No está muy lejos (…) podría cambiar, pero de momento no parece probable”, dijo a Reuters, basándose en los récord de temperatura alcanzados a finales de abril.

Casi todos los expertos meteorológicos advierten de que la tendencia es hacia más inundaciones, sequías, olas de calor y tormentas más potentes, pero añadieron que los fenómenos extremos normalmente no son una señal de calentamiento mundial, porque el clima es de por sí caótico.

Los 10 años más calurosos de los últimos 150 han sido todos desde 1990. El año pasado fue el sexto, según la OMI. La NASA, que utiliza unos datos ligeramente diferentes, sitúa 2005 como el más caluroso, por delante de 1998.

Entre los fenómenos extremos producidos en la última semana, más de 500 personas han muerto en tormentas e inundaciones en Pakistán, Afganistán e India. Además, las temperaturas han alcanzado 46ºC en Grecia dentro de una ola de calor que ha azotado zonas del sur de Europea y ha llegado también a China.

El comité del clima de la ONU dijo este año tras reunir los trabajos de 2.500 científicos que es “muy probable” que las actividades de los seres humanos, encabezadas por la utilización de combustibles fósiles, sean la causa principal del calentamiento en el último medio siglo.

Su “mejor estimación” es que las temperaturas aumentarán entre 1,8 y 4º C este siglo.

Salvano Briceno, director del secretariado de la Estrategia Internacional de la ONU para la Reducción de Desastres dijo a Reuters que el mundo tiene que elaborar políticas para prepararse para los desastres, y añadió que el cambio climático se añade a los riesgos crecientes a los que se enfrenta una población mundial también en aumento, que ya es de unos 6.600 millones de personas.

Sin tomar en cuenta el calentamiento, muchas personas atestan las ciudades, asentándose, por ejemplo, en llanuras en las que ya hay riesgo de inundaciones, o desplazándose a regiones vulnerables a las sequías.