Archivos



«  


» 






Cuando el doctor Julio Bonis se despertó una mañana de domingo con dolor en el hombro, no podía imaginarse el porqué. Era como una lesión deportiva, pero el día anterior tan sólo había estado enganchado a la tele.

Entonces se acordó de su nueva consola Wii.

nintendo WII

Bonis, de 29 años, había estado jugando horas a la nueva consola de Nintendo en la que los jugadores simulan movimientos reales. Bonis había estado jugado a tenis.

“La variante en este paciente puede ser definida más específicamente como ‘Wiitis'”, escribió Bonis, doctor en medicina familiar, en una carta al New England Journal of Medicine.

“El tratamiento consistió en ibuprofeno durante una semana, así como la completa abstinencia de jugar a juegos de la Wii. El paciente se recuperó completamente”.

La ‘Wiitis’ es la última dolencia desarrollada por la era de los videojuegos, que empezó con la lesión de muñeca por el juego ‘Space Invaders’ en 1981, que era causada por presionar el botón del mando control en repetidas ocasiones.

La Wii puede cautivar durante horas y “a diferencia del deporte real, la fuerza física y la resistencia no están limitando las circunstancias”, dijo Bonis del Grupo de Investigación en Informática Biomédica de Barcelona.

“Lo que me convenció para enviar el caso fue que un amigo mío, después de jugar a ‘Wii Sports’ sufrió un dolor similar”, dijo Bonis a Reuters vía e-mail. “No he encontrado otros casos en mi práctica clínica, pero es probablemente un estado bajo diagnostico”.

No es la primera vez que Nintendo ha recibido atención en el campo médico.

En 1990, un médico de Wisconsin dijo que la dolencia en el dedo pulgar por pulsar el botón del mando control de la consola era “Nintendinitis”.

Con juegos de golf, béisbol y bowling ya en el mercado, “los juegos futuros podrían implicar grupos diferentes e inesperados de músculos”, dijo Bonis. “Los médicos deberían ser conscientes de que podría haber múltiples variantes posiblemente enigmáticas de Wiitis”

Bonis dijo que todavía juega “pero intenta utilizarla con moderación. ¡A veces es difícil hacerlo!”.